Generación de empleo y recursos

Una gestión forestal óptima ha generado siempre empleo debido a los variados trabajos contemplados en la planificación sostenible, tales como aprovechamientos de maderas, leñas, caza, micología, apicultura, hierbas aromáticas y medicinales, usos sociorecreativos, etc., además, en los últimos años ha surgido un aprovechamiento emergente, la biomasa, que prevé el uso de bastante mano de obra para su aprovechamiento, a lo que habría que añadir un “plus” de beneficio como consecuencia de emplear una energía verde nacional en detrimento de otras energías más contaminantes y que tenemos que importar del exterior.

Representantes de diferentes foros y sectores han señalado que ”es un contrasentido que el monte español crezca 45 millones de metros cúbicos cada año de los que sólo se aprovechan 20, mientras que otros 20 se importan” por ello se ha realizado un estudio que indica que la gestión forestal óptima podría generar 100.000 empleos en el sector.

Un monte que posee una gestión forestal sostenible generará más empleo y recursos además de una mayor cantidad de materia verde, madera y biomasa, y fijará mayor cantidad de CO2 atmosférico en forma de tejidos orgánicos.

También se ha señalado que “un correcto tratamiento de la biomasa supondría un descenso del riesgo de incendios” porque se reduce la madera y restos acumulados en los montes, disminuyendo su propagación.

Como resumen se puede decir que la gestión forestal sostenible de nuestros bosques generan los siguientes beneficios para la sociedad:

  • Generación de empleo
  • Aumento del número y tipo de aprovechamientos
  • Creación de energía verde, biomasa
  • Mayor fijación de CO2
  • Disminución de riesgo de incendios