Objetivos de la iniciativa

 

Sólo el 12 % de la superficie forestal de España tiene un plan de gestión, siendo éste el principal problema existente en los bosques españoles, según el Colegio de Ingenieros de Montes.

Castilla y León tiene 4,8 millones de hectáreas forestales, de las cuales 3 millones son arboladas, de ellas 712.387 ha están ordenadas, un 23,74% de la superficie, lo que duplica la media nacional, se puede decir que el 31,92% de los montes gestionados por la Junta de Castilla y León están bajo un plan de gestión forestal.

El 16% de la masa forestal de España se encuentra en Castilla y León, por lo tanto se pretende en ella:

A. Establecer un Programa de Apadrinamiento de Bosques por el que una determinada empresa o persona física contribuya total o parcialmente, mediante aportaciones económicas y programa de voluntariado, a llevar las actuaciones necesarias para garantizar la gestión forestal sostenible de un bosque:

                - Elaboración de un Plan de Gestión Sostenible y Certificación de la gestión del mismo
                - Ejecución de actuaciones establecidas en el Plan de Gestión Sostenible

B. Establecer un programa de voluntariado ambiental por el que determinadas actuaciones puedan ser realizadas por voluntarios, bien de las empresas patrocinadoras, bien del público en general. Las labores a realizar (inventario forestal, censos de aves y fauna, limpieza de infraestructuras, control de actuaciones realizadas en el monte, etc ) serían supervisadas por profesionales forestales; para los voluntarios supondría una auténtica inmersión en el bosque y en el medio rural.

C. Divulgar el programa y la necesidad social, y técnica de la gestión forestal sostenible en  nuestros bosques. Con el Programa de Apadrinamiento de Bosques se pretende involucrar a la sociedad en la gestión sostenible del patrimonio forestal a través de la conservación de la naturaleza que en ellos se halla.

 

Gracias al apadrinamiento de los bosques será posible la realización de Planes de Gestión Sostenibles, y el seguimiento de los mismos, con el fin de ayudar en la conservación y mejora del medio natural así como fomentar el respeto al entorno.

El objetivo a corto plazo de "APADRINA UN BOSQUE" será la creación y gestión del PROGRAMA DE APADRINAMIENTO DE BOSQUES y que a través de él se autofinancie la “sociedad herramienta”, creando una red a medio y largo plazo, de bosques apadrinados en el territorio de Castilla y León, que se pueda extender al resto de la nación, junto con otros socios estratégicos, además de internacionalmente a países subdesarrollados donde necesiten preservar sus masas boscosas de la deforestación continua que se esta produciendo en la actualidad.

Se trata de poner en marcha un sistema de plenas garantías, capaz de captar fondos para el cuidado de los bosques y de incorporar forestas que requieran cuidados y atención.

El sistema surge en Castilla y León, pero con visión nacional e internacional, permitiendo que tanto los recursos como los bosques que se encuentren en cualquier parte del mundo puedan acogerse a esta iniciativa a través de los convenios firmados con las administraciones ambientales correspondientes.

La comunicación a través de internet, el voluntariado y la organización de los agentes del sector forestal en muchas partes del mundo hacen que esto resulte factible.

Debido a la situación económica que nos afecta, la administración autonómica como responsable de la gestión de nuestros bosques públicos, no puede asumir la gestión sostenible que la sociedad demanda para los mismos con el mismo nivel de intensidad y asignación de recursos como ha venido realizando años atras.

Por ello se busca una nueva forma de financiación para la redacción de los Proyectos de Planificación Forestal de los montes de las Comunidades Autónomas. En ellos vendrán reflejadas todas las actuaciones a realizar durante los próximos 10/15 años en el monte para que éste cumpla el objetivo propuesto de gestión forestal sostenible.

El proyecto " APADRINA UN BOSQUE" está inspirado en el proyecto de CREDIT SUISSE -  Voluntarios para Trabajar en el Bosque - Bergwaldprojekt Stiftung (Fundación Proyecto Bosque). La entidad financia los trabajos técnicos a realizar por expertos forestales para garantizar la sostenibilidad de los bosques y cuenta con un programa de voluntariado entre los trabajadores de dicha empresa para acometer trabajos “fáciles” pero útiles.

La sociedad demanda una valorización sobre la gestión forestal, Así, en el año 2011, Año Internacional de los Bosques, representantes de ONGs como Miguel Ángel Soto, responsable de la campaña de Bosques de Greenpeace, señalaron que “en España, podríamos aprovechar el año para recordar a la ciudadanía que tenemos una superficie forestal considerable pero marginada en la agenda política y en los presupuestos. Podríamos, además de plantar árboles (algo siempre positivo), decir a la sociedad que hay que cortar: además de para producir bienes (madera, corcho, resina, papel), la gestión forestal es necesaria en gran parte de esa superficie. Hay que reducir la densidad de muchas zonas con exceso de arbolado, en antiguas repoblaciones y también en zonas regeneradas a partir del abandono del medio rural. A veces, tan importante como plantar árboles, es cortar árboles. El desarrollo de la biomasa como una fuente de energía renovable podría ayudar a valorizar estos aprovechamientos y trabajos forestales”. Todo ello amparado bajo los Proyectos de Gestión Forestal Sostenible.

Lo que se pretende con este Proyecto es un doble objetivo:

  • El Padrino del bosque sufragará los costes de elaboración de los Proyectos de Gestión Forestal Sostenible mediante un contrato con "APADRINA UN BOSQUE" , que va a ser la figura que instrumentalice el programa.
  • Interaccionar en la ejecución del mismo ya que el padrino del bosque no sólo solventará el coste de redacción del proyecto sino que actuará durante la vigencia del mismo, así como lo hace CREDIT SUISSE en su Proyecto de Voluntarios para trabajar en el bosque. El Bergwaldprojekt Stiftung (Fundación Proyecto Bosque) es un ejemplo de protección de los bosques alpinos, promoviendo activamente su preservación, y dando a más de 1.000 voluntarios al año la oportunidad de disfrutar de este entorno natural fascinante de primera mano. Bajo la dirección de expertos forestales, la fundación organiza más de 70 misiones en las regiones montañosas de toda Suiza y en los países vecinos cada año.

 

Los voluntarios que participen en el proyecto pueden ser:

  • Trabajadores de la organización patrocinadora
  • Voluntarios ambientales que lo soliciten a través del Programa

 

Los trabajos a realizar por los voluntarios podrán ser:

  • Seguimiento de actuaciones contempladas en el plan de sostenibilidad del bosque.
  • Inventario de árboles
  • Censos de fauna y flora
  • Pequeños trabajos de mantenimiento del paisaje cultural (pastos, muros, cerramientos, etc) contemplados en la planificación del monte.
  • Recuperación “manual” de caminos contemplados en la gestión forestal sostenible.

 

Cada monte apadrinado contará con unos carteles en sus accesos principales en el que se identifique a la entidad patrocinadora, y una breve exposición de por qué y cómo se va a realizar una gestión sostenible del monte. Además en las principales actuaciones de gestión (cortas de regeneración, arreglos de infraestructuras, etc…) existirá otro tipo de cartel definiendo cada actuación.



Durante la ejecución de este Programa, el Padrino puede sufragar cualquiera operación que se integre en la planificación y que él la considere interesante, para ello se le informará anualmente de las acciones a realizar a lo largo del año:

  • Repoblaciones
  • Obras de uso público: miradores, acondicionamiento de sendas, áreas recreativas, etc
  • Prevención de incendios
  • Recuperaciones de hábitats y áreas degradadas
  • Optimización de la red de infraestructuras y su señalización

De tal manera que el Padrino se involucra en la gestión y evolución de su bosque durante el desarrollo de la planificación.